Cambio de comercializador de electricidad durante 2016

El 15% de los consumidores de electricidad cambiará de comercializador durante 2016

Douglas Medrich, director de Mercado Masivo de Viesgo y miembro de la Junta Directiva de DEC, participó el pasado mes en El Ecómetro organizado por KPMG y elEconomista.

El sector energético español encara por distintos frentes una serie de retos. La incertidumbre regulatoria, la nueva tarifa ajustada a la evolución del mercado mayorista (PVPC), el creciente número de competidores o las nuevas tecnologías generan al mismo tiempo oportunidades y desafíos en la comercialización eléctrica.

El Ecómetro organizado por KPMG y elEconomista reunió a algunos de los principales actores del mercado para debatir acerca de estos retos y pronosticar cómo será el mercado en los próximos años.

Todos ellos coinciden en que habrá una mayor liberalización del mercado eléctrico y que la nueva tarifa dará más posibilidades a los consumidores para ajustar su consumo real a la factura. Según la encuesta realizada entre los principales actores del mercado presentes en este foro un 45 por ciento de los clientes domésticos permanecerá en el PVPC a finales de 2016, frente al resto, que optará por otras modalidades de consumo.

La aparición de nuevas comercializadoras y la apertura del mercado eléctrico será un factor de dinamización del sector, con mayor competencia y más posibilidades de elección entre los consumidores. El pronóstico de estos expertos es que a finales de 2016 habrá 15 comercializadoras más de las que existen actualmente.

Ello llevará a una mayor rotación de clientes, de modo que para el año que viene la tasa de cambio entre comercializadoras del mercado libre será del 15 por ciento anual, según las estimaciones de estos participantes.

Detrás de las distintas ideas expuestas en este foro hay un asunto clave en el que todos coinciden: el consumidor será el que marque las nuevas tendencias de oferta y el propio mercado el que actúe como el principal agente regulador de la industria.

“El sector de la comercialización está en uno de sus momentos más apasionantes”, señala Douglas Medrich, director de Mercado Masivo de Viesgo, quien considera que el sector debe hacer más esfuerzos por acercarse al cliente y ganarse su confianza. “En este marco de nuevas oportunidades el gran reto es ganar nuevos clientes teniendo en cuenta que el sector no goza de una buena imagen”.

El consumidor, en el centro

Para Carlos Escolíes, director de Mercado Residencial de Gas Natural Fenosa, el consumidor será a partir de ahora el que fije los nuevos hábitos. En su opinión, el escenario actual amplíala capacidad de elección del cliente, tanto por la irrupción de nuevos competidores –”algunos de ellos procederán de sectores ajenos al energético”, apunta–, como por los nuevos modelos tarifarios que, como el PVPC, permiten al consumidor adaptar su consumo alas horas de menor coste de generación eléctrica.

Según un reciente informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), las compañías eléctricas ya han instalado 11,9 millones de contadores inteligentes en España, lo que supone el 43 por ciento del total. No obstante, a finales de 2014 (último ejercicio con datos disponibles) sólo el 36 por ciento de ellos estaban listos para realizar las lecturas horarias remotas.
Algunos de estos expertos coinciden en que este nuevo modelo de tarifa puede resultar excesivamente complejo para el cliente, que acabará demandando modalidades de facturación más sencillas.

Además, la composición de la factura final no ayuda a que estas nuevas tarifas tengan un impacto muy significativo en lo que finalmente pagan los hogares. José Félix Peral, director de Productos y Precios de Electricidad de Endesa, recuerda que “la realidad es que el 57 por ciento de los cargos que aparecen en la factura final depende de cuestiones ajenas al suministro, por lo que una rebaja del 10 por ciento con este nuevo sistema de factura al final se traducirá en muy poco ahorro”.

Íñigo Alonso, director de Marketing de Iberdrola, opina en la misma dirección: “Los modelos de precios que triunfen serán los que reclamen los clientes, pero no estoy seguro de que siempre quieran el más barato. A veces es más importante la sencillez”.

Santiago Gómez, director general de Energía de Acciona, ahonda en esta idea e incide en que “los nuevos cambios que se están produciendo indican que el poder va estar cada vez más en manos del consumidor”, aunque recuerda que para ello es necesario que la industria mejore su reputación e imagen. “Hay una sensación de desconfianza y el cambiante entorno regulatorio no ayuda a mejorar esa imagen”, añade.

El sector eléctrico en España se encuentra entre dos realidades aparentemente contradictorias. Por un lado, las estadísticas indican que la calidad del suministro es mejor que en la mayoría de países del entorno pero, al mismo tiempo, el sector cuenta con una reputación muy negativa, en el mismo nivel que el sector bancario, que ha necesitado miles de millones de euros de rescate público.

El director de ventas B2B de EDP España, Javier Flórez, hace autocrítica y recuerda que “hay que comunicar más y ser más transparentes” ya que, en su opinión, “liberalizar significa dar más información al cliente”. “Para nosotros éste es un aspecto fundamental, pero debe haber otros protagonistas del sector que también tienen que ser más claros y objetivos a la hora de acercarse al cliente”, dice.

Nuevas tecnologías

La digitalización es una realidad que afecta al sector energético igual que a cualquier otro. Las compañías tradicionales están inmersas en un proceso de adaptación necesario para no quedarse fuera de la nueva realidad del mercado. Alberto Martín Rivals, socio responsable de Energía de KPMG en España, cita el cambio tecnológico como uno de los desafíos del sector que, bien encarado, se convierte en toda una oportunidad de negocio: “Muchas comercializadoras están lanzando su oferta por canales digitales y esta nueva tendencia tiene unos efectos que muchas veces no se tienen en cuenta”, advierte.

Ese cambio lo ejemplifica José María González Vélez, presidente de Gesternova, una comercializadora independiente que suministra exclusivamente energía renovable y que opera sólo a través de Internet. “Muchos de nuestros 16.000 clientes están con nosotros por estos dos hechos diferenciales”, apunta antes de recordar que las comercializadoras de pequeño tamaño siguen enfrentándose a unas dificultades que no se están resolviendo.

En una línea similar se pronuncia el director general de Axpo, Ignacio Soneira: “Los costes de adquisición son muy altos y es una barrera de entrada para las nuevas comercializadoras. Este coste se podría reducir a través de las nuevas tecnologías”. A su juicio, lo que queda por venir hace que el momento en el que se encuentra la industria energética sea “muy interesante”. “Los cambios cada vez son más rápidos y en cinco años el sector será muy distinto al que es ahora”.

Noticia publicada en elEconomista el 20 de agosto de 2015. Fotografías de Nacho Martín.

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies