Cómo deleitar a los clientes en el Inbound Marketing

Llamamos Inbound Marketing al proceso de utilizar distintas técnicas de marketing, con el objetivo de contactar con los posibles compradores al inicio del proceso de compra y acompañarlos para que, finalmente, se conviertan en clientes. Esta metodología tiene 4 fases diferentes: atraer, convertir, cerrar y deleitar.

El momento de la compra no acaba con la venta; va mucho más allá. Para conseguir clientes satisfechos y establecer relaciones duraderas con ellos, debemos actuar con mucha precisión y tratar de que su experiencia con el producto o servicio y la marca sea satisfactoria.

Deleitar a los clientes es un trabajo a largo plazo, en el cual la confianza es la base fundamental. Cada vez que entramos en contacto con alguien, tenemos que tratar de ayudarle a saber qué necesita, cómo conseguirlo y darle más de lo que creía precisar.

Hay tres puntos clave para establecer una relación sincera con los clientes: ser innovadores en todos los aspectos, pero sobre todo con la experiencia de compra, comunicar de forma personal, adaptándonos a cada uno de ellos y educar a través del contenido, para que tomen las decisiones que consideren más adecuadas.

Este último aspecto es uno de los factores principales en el proceso de deleitar. Los clientes ya saben quiénes somos, ya han entrado en contacto con nosotros, y debemos tratar de conseguir y mantener una relación. Para crear un buen contenido y lograr el objetivo, lo ideal es utilizar el lenguaje de nuestro cliente, contar historias cercanas relacionadas con el producto o servicio y sus efectos, conocer a la audiencia y mostrarles ejemplos reales de otros clientes, información relevante, vídeos creativos, datos de interés, etc.

Desde el punto de vista de la empresa, todos los departamentos deben estar implicados en satisfacer a sus clientes. Tengamos en cuenta que un solo error puede hacer que comience a desconfiar, e incluso podemos perderlo para siempre.

Todas las personas del equipo tienen que estar implicadas con la empresa, la plantilla al completo debe estar formada correctamente, lo aconsejable es que entienda y comparta los propósitos de la empresa y que se preocupe porque cada cliente reciba el trato adecuado. Sin duda, si cumplimos estos principios, será más fácil que alcancemos el éxito.

Cada organización hace las cosas a su manera, pero todas deben tener en cuenta que los clientes que están satisfechos, son los mejores embajadores de marca y su valor es incalculable.

 

Por Alares

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies